Toda la información y noticias relacionadas con el mundo de los tiburones: biología, ecología, pesca, conservación, etc., con especial atención a las especies presentes en aguas de Galicia.

martes, 30 de junio de 2020

Pejegato fantasma blanco (Apristurus aphyodes)

Apristurus aphyodes. Fotografías de Antonio Punzón (IEO Santander).

Pejegato fantasma blanco

Apristurus aphyodes Nakaya & Stehmann, 1998.

(es. Pejegato fantasma blanco; in. White ghost catshark.)

Orden: Carcharhiniformes
Familia: Pentanchidae

El pejegato fantasma blanco (Apristurus aphyodes) completa la tríada de los pejegatos o Apristurus hallados en aguas de Galicia hace muy poquitos años, en 2011, durante la espectacular campaña INDEMARES llevada a cabo en el banco de Galicia, una de las áreas de mayor biodiversidad de nuestro mar, nuestra especial selva tropical sumergida. Los otros dos fueron el pejegato narizón (Apristurus melanoasper) y el pejegato abisal (Apristurus profundorum).
     De los tres, el A. aphyodes resultó ser el más abundante: fueron 18 los ejemplares muestreados: 7 machos y 11 hembrastodos ellos juveniles capturados entre los 1460-1809 m. Hasta la fecha, constituye el registro más meridional de la especie.
     Los apristurus constituyen un grupo particularmente críptico. Son tiburones que habitan los grandes fondos del talud a partir de los 500 m, y resulta por ello muy poco conocidos y bastante difíciles de distinguir por un ojo no experto. Como el pejegato abisal, el pejegato fantasma blanco pertenece al llamado grupo spongiceps, uno de los tres grupos en que Nakaya y Sato han organizado el género. Las especies que lo conforman se caracterizan por tener los surcos labiales superiores subiguales o claramente más cortos que los inferiores, una válvula espiral de entre 7 y 12 vueltas y los canales supraorbitales continuos [véase Apristurus en Galicia]. En general, suelen tener un cuerpo más robusto y dientes más grandes que otras especies y se encuentran a mayor profundidad, normalmente a partir de los 1000 m.

Descripción. Pequeño tiburón morfológicamente parecido a una pintarroja. Su cuerpo es alargado, con las dos aletas dorsales pequeñas, sin espinas y próximas a la cola. Cabeza aplanada dorsoventralmente, con un morro relativamente alargado, grandes narinas y una larga boca ampliamente arqueada que se extiende delante de los ojos. Largos surcos labiales, los superiores ligeramente más cortos que los inferiores. Ojos grandes y ovales, con un débil pliegue subocular. La primera dorsal es un poquito más pequeña que la segunda y se origina aproximadamente sobre la base de las pélvicas o un poco más retrasada respecto de su punto medio. La anal es grande y alta, pero con una base relativamente corta, y está separada de la caudal por una pequeña muesca. Aleta caudal corta. La válvula espiral presenta de 9 a 11 vueltas.
Color blancuzco uniforme hasta un gris plomizo con las aletas ligeramente más oscuras.
Fuente: Iglésias, S. P. (2014). Handbook of the marine fishes of Europe and adjacent waters (A natural classification based on collection specimens, with DNA barcodes and standarized photographs), Volume I (Chondrichthyans and Cyclostomata), Provisional version 08, 01 March 2014. http://iccanam.mnhn.fr
Dentición. Dientes similares en ambas mandíbulas: pequeños, con una cúspide central alta y recta flanqueada por 2 o 3 cuspidillas secundarias. 56-68 filas en la mandíbula superior, 49-64 en la inferior.

Zoology
Parte inferior de la cabeza y dientes superiores e inferiores (fuente: Ebert & Stehmann, FAO, 2013). Izq, cápsula huevo de A. aphyodes (barra de escala=10 mm) (fuente: Iglésias et al., Cybium, 2002).https://tiburonesengalicia.blogspot.com/2020/06/pejegato-fantasma-blanco-apristurus.html
Talla. La longitud total máxima registrada es de 55 cm, correspondientes auna hembra capturada en Rockall. Según Ebert & Stehmann, los machos son totalmente maduros con 47 cm y las hembras con, al menos, 49 cm. Se desconoce la talla de nacimiento. Sin embargo, un estudio de ejemplares capturados en Rockall arroja unas tallas de madurez de 56,9 cm para las hembras y 49 cm para los machos.

Reproducción. Poco conocida. Es una especie ovípara. Las cápsulas huevo son pequeñas (5-7 cm de largo por 2-3 cm de ancho) en forma jarrón, con la parte posterior oque su valada y la anterior con cuernos cortos en espiral en cada esquina. La ausencia de largos zarcillos, característica de los apristurus del grupo spongiceps, parece indicarnos que la puesta se realiza directamente sobre el sustrato arenoso. Flammang, Ebert y Cailliet consideran que tal vez estos pejegatos entierren ligeramente sus huevos para evitar que sean levantados y arrastrados por alguna corriente del fondo, tal como hacen los suños (Heterodontiformes), que incrustan los suyos en las grietas de las rocas del fondo. Obviamente, es solo una hipótesis.
     Iglésias ha encontrado una cápsula en cada oviducto de varios ejemplares estudiados.

Dieta. Poco conocida, aunqoe posiblemente oportunista. Incluye crustáceos (camarones, krill), cefalópodos y pequeños peces bentónicos.
     A diferencia de otros tiburones de aguas profundas y morfología similar, como el olayo (Galeus melastomus), el Apristurus aphyodes presenta un mayor número de electrorreptores en la superficie dorsal de la cabeza que la ventral. Esto nos lleva a pensar que sus hábitos tal vez están más ligados al fondo que en el caso de sus primos los Galeus, y sugiere que su estrategia de caza es abalanzarse sobre sus presas viniendo desde abajo.
Patrón de distribución de electrorreceptores en la cabeza del A. aphyodes. Fuente: Moore & McCarthy, Aquatic Biology, 2014.
Hábitat y distribución. Habitante del talud atlántico desde los 1014 hasta los 1809 m, a menudo sobre fondos blandos. Los registros de esta especie se han producido en temperaturas de entre 3.7 ºC y 9.7 ºC.

Elaboración propia a partir de Ebert & Stehmann, 2013 y Rodríguez Cabello et al., 2014.
El pejegato fantasma blanco se encuentra en el Atlántico nororiental desde Islandia hasta el golfo de Vizcaya y el banco de Galicia.

Pesca y conservación. La enorme profundidad a la que vive este tiburón lo mantiene lejos del alcance de las artes de pesca de aguas profundas tan altamente destructivas como el terrorífico arrastre. Por este motivo la UICN le ha otorgado en su Lista Roja la calificación de Preocupación menor.
     A ver cuanto tiempo nos dura.

Ilustración de Marc Dando. Shark Trust 2009.


BIBLIOGRAFÍA

Ebert, David A. & Matthias F. W. Stehmann (2013). FAO Species Catalogue for Fishery Purposes: Sharks, Batoids and Chimaeras of the North Atlantic. FAO, Roma.
—Flammang, Brooke E., David A. Ebert & Gregor M. Cailliet (2007). Egg cases of the genus Apristurus (Chodrichthyes: Scyliorhinidae): Phylogenetic and ecological implications. Zoology, 110: 308-317. doi: 10.1016/j.zool.2007.03.001
Iglésias, S. P., Marie-Henriette Du Buit & Kazuhiro Nakaya (2002). Egg capsules of deep-sea catsharks from Eastern North Atlantic, with first descriptions of the capsule of Galeus murinus and Apristurus aphyodes (Chondrichthyes: Scyliorhinidae). Cybium, 26(1): 59-63.
—Moore, D. M., F. C. Neat & I. D. McCarthy (2013). Population biology and ageing of the deep water sharks Galeus melastomus, Centroselachus crepidater and Apristurus aphyodes from the Rockall Trough, north-east Atlantic. Journal of the Marine Biological Association of the United Kingdom, 93(7), 1941-1950. doi:10.1017/S0025315413000374
Moore, D. M. & I. D. McCarthy (2014). Distribution of ampullary pores of three catsharks species (Apristurus spp.) suggest a vertical-ambush predatory behaviour. Aquatic Biology, vol. 21: 261-265.  doi: 10.3354/ab00599. 
—Nakaya, Kazuhiro & Keiichi Sato (1999). Species grouping within the genus Apristurus (Elasmobranchii: Scyliorhinidae). En B. Séret & J.-Y. Sire (Eds.) Proceedings of the Indo-Pacific Fish Conference, 1997, Nouméa. Société Française d'Ichtyologie & Institut de Recherche pour le Développement, Paris, pp. 307-320.
Nakaya, Kazuhiro, Keiichi Sato, Samuel P. Iglésias & William T. White (2008). Methodology for the taxonomic description of members of the genus Apristurus (Chondrichthyes: Carcharhiniformes: Scyliorhinidae). En P. R. Last, W. T. White & J. J. Pogonosky (Eds.). Descriptions of New Australian Chondrichthyans. CSIRO Marine & Atmospheric Research Paper, No. 022, pp. 49-60.
Rodríguez Cabello, Cristina, M. Pérez & Rafael Bañón (2014). Occurrence of Apristurus species in the Galicia Bank Seamount (NE Atlantic). Journal of Applied Ichthyology, 1-10, doi:10.1111/jai.12480.
 Walls, R. 2015. Apristurus aphyodes. The IUCN Red List of Threatened Species 2015: e.T44207A48925828. https://dx.doi.org/10.2305/IUCN.UK.2015-1.RLTS.T44207A48925828.en. Downloaded on 30 June 2020.


viernes, 29 de mayo de 2020

Diferenciando el olayo del olayo atlántico

Fuente: Rey et al. 2006, Cybium.
Entre los tiburones no son infrecuentes los casos de especies crípticas, especies tan parecidas entre si que a veces solo son identificables por especialistas capaces de reconocer elementos tan sutiles como la forma y tamaño de los dentículos dérmicos o el número de vueltas de la válvula espiral. El olayo u olayo bocanegra (Galeus melastomus) y el olayo atlántico (Galeus atlanticus) no llegan a tales extremos, pero son un buen ejemplo de esto.

miércoles, 22 de abril de 2020

El origen del tiburón blanco del Mediterráneo

El tiburón blanco (Carcharodon carcharias) en una extraordinaria fotografía de George Probst.
Hace unos 5 millones de años grandes tiburones blancos recorrían estas costas de la Europa atlántica. Sus dientes han aparecido en depósitos del Plioceno desde Bélgica hasta Portugal, como ya comentábamos en Tiburones blancos en la Europa atlántica del Plioceno. El Plioceno comienza hace aproximadamente 5,33 millones de años y termina hace unos 2,59 Ma. ¿De dónde procedían aquellos tiburones? ¿Cuánto tiempo llevaban allí (aquí)?

miércoles, 11 de marzo de 2020

Primeras citas de tiburón anguila y cañabota en Galicia

Cañabota (Hexanchus griseus). Fotograbado de Laporta sobre una fotografía de José Sellier (en el original atribuida a E. Bertrand). Fuente: Bol. Real. Soc. Esp. Hist. Nat., VII, 1907.
La primera cita en Galicia del tiburón anguila (Chlamydoselachus anguineus) y la segunda de la cañabota (Hexanchus griseus) dos Hexanchiformes datan del año 1907, cuando el ilustre naturalista Ignacio Bolívar y Urrutia, a la sazón catedrático de Entomología de la Universidad Central de Madrid, director del Museo de Historia Natural y secretario de la Real Sociedad Española de Historia Natural, publica una nota sobre unos peces muy singulares titulada "Indicación de algunos peces notables de La Coruña".

jueves, 20 de febrero de 2020

Huida de San Juan de Ulúa

Castillo de San Juan de Ulúa.
Las historias de cárceles guardadas por voraces hordas de tiburones son un clásico de los relatos, reales y ficticios, que abundan en las diversas revistas y periódicos de los siglos XVIII y XIX hasta bien entrado ya el siglo XX. En nuestro país eran muy del gusto del lector, sobre todo cuando, como en este caso, a la emoción de la aventura se une la relación afectiva con América.

martes, 21 de enero de 2020

Ataques 2019

Tiburón cigarro (Isistius brasiliensis). Foto: Personnel of NOAA ship Pisces (tomada de AllRefer).

El ISAF (siglas del Archivo Internacional de Ataques de Tiburón), de la Universidad de Florida, acaba de publicar su informe anual. El equipo de especialistas analizó un total de 140 incidentes entre tiburones y personas ocurridos a lo largo del 2019, de los cuales solo 64 fueron considerados claramente como ataques no provocados, es decir, interacciones ocurridas en el medio natural (no en piscinas o tanques de acuario) en las que no hubo ningún tipo de provocación por parte de la víctima*. Son 18 casos menos que la media anual de los últimos 5 años, que se sitúa en 82. Aquí tenéis las cifras:

jueves, 9 de enero de 2020

Un alitán llamado quenlla

Foto publicada en La Voz de Galicia del 26-V-2017.
Una forma tan agradable como cualquier otra de estrenar un nuevo año es refrescarse con una vieja noticia. Esto es lo que hoy os propongo aprovechando una de esas joyas periodísticas con las que de vez en cuando La Voz de Galicia nos regala la vista y el intelecto a partes iguales. Apareció publicada en la edición de Carballo del 26 de mayo de 2017, es decir, hace algo más de 2 años. Di con ella por casualidad hace pocos días... y no lo he podido resistir. Ahora vais a entender por qué: