Toda la información y noticias relacionadas con el mundo de los tiburones: biología, ecología, pesca, conservación, etc., con especial atención a las especies presentes en aguas de Galicia.

martes, 15 de octubre de 2013

Claves de los Lamniformes

Tiburón blanco (Carcharodon carcharias) fotografiado en Guadalupe por Jorge Cervera Hauser.
El orden Lamniformes está compuesto por un total de siete familias: Mitsukurinidae, Alopiidae, Megachasmidae, Pseudocarchariidae, Odontaspididae, Cetorhinidae, y Lamnidae, algunas de las cuales, dadas sus singulares características, difícilmente susceptibles de confusión. El tiburón duende (Mitsukurinidae) o los zorros marinos (Alopiidae) son un buen ejemplo de ello. Seguramente no nos hace falta un post para saber identificarlos, aunque sí, en mi opinión, para aprender más sobre ellos. ¿Cómo? Pues recorriendo el camino inverso, es decir, observando no sólo qué rasgos morfológicos sirven para individualizarlos, sino también cuáles los constituyen como parte de un mismo grupo. Como los jugadores de un equipo de fútbol: cada uno de su padre y de su madre, pero todos con la misma camiseta. Tal es el sentido de este pequeño artículo.

Partimos del post Claves de los nueve órdenes de tiburones para recordar los rasgos morfológicos distintivos de los Lamniformes: aleta anal presente; cuerpo cilíndrico con cinco pares de largas aberturas branquiales en posición lateral; ojos sin membrana nictitante situados delante de la boca; dos aletas dorsales sin espinas; espiráculos diminutos situados bien detrás de los ojos; narinas sin barbillones, etc. Otros rasgos menos evidentes son su modalidad reproductiva (viviparismo aplacentario con oofagia y, en algún caso, canibalismo intrauterino), su válvula intestinal de forma anular, etc.
Y ahora veamos qué elementos caracterizan a cada una de las familias, analizando aspectos como la aleta caudal, el morro, la boca y los ojos. El primero nos va a permitir establecer dos grandes bloques: por un lado el de los tiburones que tienen la cola heterocerca o asimétrica (lóbulos desiguales en tamaño) y, por el otro, los que la tienen homocerca o simétrica (lóbulos más o menos del mismo tamaño), correspondiente a las familias Lamnidae y Cetorhinidae.
Como el primer bloque es demasiado amplio, deberemos considerar otros rasgos como la forma y longitud del morro (Mitsukurinidae y los demás), el tamaño del lóbulo superior caudal (Alopiidae y los demás), tamaño y posición de la boca (Megachasmidae y los demás), tamaño de los ojos y aberturas branquiales, presencia o ausencia de fosetas precaudales, etc.
A ver si conseguimos no liar mucho las cosas.

[El asterisco (*) indica que la familia no está presente en nuestras aguas.]


A. ALETA CAUDAL HETEROCERCA o ASIMÉTRICA

- a.1. Aleta caudal muy larga, tanto o más que la longitud corporal. Morro corto y cónico. Familia ALOPIIDAE.

Zorro negro (Alopias superciliosus). Foto tomada de la página icmbio.gov.br.

- a.2. Morro muy largo y aplanado dorsoventralmente. Sin fosetas precaudales. Caudal alargada, pero dentro de la "normalidad". Aleta anal más larga que las dorsales. Lóbulo inferior caudal casi inexistente. Familia MITSUKURINIDAE. 
 
Tiburón duende (Mitsukurina owstoni).

> a.3. Morro corto, cónico o ligeramente aplanado. Caudal de tamaño "normal". Pedúnculo con fosetas precaudales superiores y, en algunos casos, también inferiores. Anal casi igual o inferior en tamaño a las dorsales.


- - a.3.1. Boca enorme en posición terminal, al mismo nivel que el morro. Cabeza también muy grande. Branquispinas en los arcos branquiales. Familia MEGACHASMIDAE (*).


Tiburón boquiancho (Megachasma pelagios). Foto de Bruce Rasner.

>> a.3.2. Boca más pequeña en posición subterminal. Sin branquispinas en los arcos branquiales.

- - - a.3.2.1. Ojos muy grandes. Aberturas branquiales largas, extendiéndose hacia la parte superior de la cabeza. Fosetas precaudales superior e inferior. Quillas bajas en el pedúnculo caudal. Familia PSEUDOCARCHARIIDAE (*).

Tiburón cocodrilo (Pseudocarcharias kamoharai). Foto: raulsinho r, tomada de FishBase.

- - - a.3.2.2. Ojos pequeños o relativamente pequeños. Aberturas branquiales no extendidas hacia la parte superior de la cabeza. Sin foseta precaudal inferior. Sin quillas en el pedúnculo caudal. Familia ODONTASPIDIDAE.

Solrayo (Odontaspis ferox). Foto: Francis Pérez.

B. ALETA CAUDAL HOMOCERCA o SIMÉTRICA

- b.1. Gran número de dientes diminutos. Aberturas branquiales enormes, casi rodeando la cabeza. Branquispinas en los arcos branquiales que pueden desprenderse. Familia CETORHINIDAE.
 
Peregrino (Cetorhinus maximus). Foto: Mark Harding.


- b.2. Pocos dientes, pero grandes y afilados. Aberturas branquiales no tan largas como para extenderse sobre la cabeza. Sin branquispinas. Familia LAMNIDAE.


Marrajo (Isurus oxyrinchus). Foto de Pierre Couillaud. 


>>Véase también:
Claves de la familia Lamnidae (marrajos)
Colas de zorro (fam. Alopiidae).

No hay comentarios:

Publicar un comentario