Toda la información y noticias relacionadas con el mundo de los tiburones: biología, ecología, pesca, conservación, etc., con especial atención a las especies presentes en aguas de Galicia.

lunes, 2 de diciembre de 2013

Reproducción VI: Viviparismo placentario

Embrión de tiburón limón (Negaprion brevirostris). Foto: National Geographic.
El viviparismo placentario es el modo reproductivo más avanzado de todos los tiburones. Lo siguen aproximadamente un 10% de todas las especies conocidas: la gran mayoría de los carcharhínidos (fam. Carcharhinidae) como la tintorera (Prionace glauca), el tiburón gris (Carcharhinus plumbeus) y otras especies tan conocidas como el jaquetón cobre (C. brachyurus) o el coralino (C. perezi); igualmente todas las especies de cornudas o tiburones martillo (fam. Sphyrnidae), todos los gáleos (fam. Hemigaleidae), y una parte de las especies de la familia de las musolas (Triakidae), una de ellas presente en nuestras aguas¹.

Este sistema supone un importante avance en términos evolutivos respecto del viviparismo aplacentario u ovoviviparismo. El saco vitelino, que en un primer momento alimenta al embrión, se modifica desarrollando una serie de expansiones con las que se adhiere a la pared del útero para establecer una conexión de carácter placentario en la que se produce un intercambio sanguíneo. Aunque conviene notar que esta placenta que se forma no es igual a la de los mamíferos, su origen embriológico es diferente, dado que los tiburones carecen de amnios y de alantoides².

Útero de una tintorera con sus embriones. Foto de Gonzalo Mucientes tomada de su blog Tiburones del mundo.
El pequeño tallo o conducto que unía el saco al embrión (insertándose, recordemos, en la zona abdominal entre las aletas pectorales) se convierte de esta manera en una especie de cordón umbilical similar al de los mamíferos, que se encargará del transporte directo de nutrientes desde la madre hasta cada uno de sus retoños.


Este cordón, que puede llegar a medir hasta 20 cm, está formado por una arteria, una vena umbilical y un canal vitelino, y puede presentar una superficie lisa o festoneada en función dos sistemas de trasvase de nutrientes: uno hemotrófico y otro histotrófico, respectivamente.
  • Hemotrófico. Cordón liso. Las substancias nutritivas llegan disueltas en el plasma sanguíneo materno exclusivamente a través de la placenta vía cordón. Es el caso de la gran mayoría de los carcharhínidos.
  • Histotrófico. Cordón festoneado. El aporte de nutrientes se produce de dos maneras: a través de la placenta, como en el caso anterior, y absorbidos del líquido intrauterino por las expansiones que festonean el cordón umbilical. Este líquido, también conocido como leche uterina, es rico en agua y sales minerales. Los esfírnidos y los hemigaleidos utilizan este sistema.
Cordón festoneado en un embrión de cornuda (Sphyrna zygaena). Foto de Eve Bunting tomada de la página del Canadian Shark Research Lab.
A diferencia del viviparismo aplacentario, el viviparismo placentario permite llevar adelante con ciertas garantías camadas más numerosas: hasta 42 crías en el tiburón martillo (Sphyrna mokarran), 50 en la cornuda (Sphyrna zygaena) o las 135 hallados en una tintorera (Prionace glauca).

El nacimiento de un tiburón limón (Negaprion brevirostris). Se aprecia el cordón y la estructura modificada del saco vitelino. Foto de Doug Perrine.
Como veis, los tiburones no son peces normales y corrientes. Son más los elementos que de algún modo nos unen que los que nos separan. Tenemos más cosas en común con un marrajo que con una sardina, pongamos por caso³. Y ojo, no es que los tiburones se nos parezcan en esto de la reproducción, sino que en realidad somos nosotros quienes nos parecemos a ellos. El sistema de conexión placentaria lo inventaron los tiburones unos cuantos millones de años antes que los seres humanos. Así que un respeto a nuestros mayores.


>>Para los otros dos modos reproductivos véanse los capítulos Oviparismo y Viviparismo aplacentario.

>>Sobre avistamientos relacionados con la reproducción, véase Sobre la supuesta "plaga" de tintoreras en Galicia y Una cría de tintorera en Corrubedo.


_______
¹O sea, que vivíparos placentarios en aguas de Galicia sólo tenemos cuatro: la tintorera, el tiburón gris, la cornuda o pez martillo (Sphyrna zygaena) y la musola (Mustelus mustelus).
²El amnios es una membrana interna que envuelve el embrión de mamíferos, aves y reptiles. Su formación es extraembrionaria y está llena de líquido amniótico.
El alantoides es una especie de saco originado en el extremo posterior del intestino del embrión. En un primer momento envuelve el embrión entre el amnios y el corion, y conforme avanza el desarrollo embrionario va disminuyendo de tamaño y alargándose para formar parte del cordón umbilical.
³Y por encima un estudio reciente ha descubierto que el repertorio genético relacionado con procesos metabólicos del tiburón blanco es mucho más parecido al humano que al de los teleósteos. No está mal.

2 comentarios: