Diversidad, biología, evolución, ecología, pesca, conservación, evolución, con especial atención a las especies presentes en Galicia.

jueves, 30 de septiembre de 2021

Primer registro claro de tiburón blanco en Galicia

Tiburón blanco (Carcharodon carcharias). Foto: José María Méndez Laza.

Hasta hace unas horas repitiendo cien veces "montaje, montaje, montaje"; y desde hace unas horas obligado a repetir cien veces "real, real, real". Qué se le va a hacer. 

1. Historia de unas imágenes y de cómo un NO se convirtió en un SI. Ayer por la tarde comenzó a difundirse el notición, desde la Autoridad Portuaria, La Voz de Galicia y un buen número de periódicos, hasta las redes sociales...: ¡Un tiburón blanco en Galicia! Un bicho de cerca de 5 m que acababa de aparecer por la parte de Arteixo, Coruña. La noticia venía acompañada de un vídeo grabado en punta Langosteira en el que se veía una aleta dorsal cortando la superficie junto con unas fotos donde se apreciaba claramente la cabeza de un tiburón blanco (Carcharodon carcharias), que, según decían, habían sido hechas en esa misma zona, es decir, eran del mismo animal.
     Teniendo en cuenta la enorme cantidad de fakes o noticias falsas sobre supuestos avistamientos de este tiburón que circulan por la red, lo primero que pensé fue: "montaje", y además de los clásicos. Pasan una imagen donde se aprecia algún elemento del entorno que resulta familiar o fácilmente identificable y al lado, fotos de un bicho hechas sabe dios dónde, donde solo se lo ve a él, sin ninguna otra referencia ni datos sobre el autor. Cuando te han colado una, ya no te cuelan más... o eso crees. Enseguida las redes sociales se llenaron de discusiones y debates entre quienes defendíamos que era un montaje y quienes afirmaban que no, que era verdad.

Esta mañana, hacia mediodía, la CEMMA subió una nota en la que comentaban que habían podido localizar y charlar con el autor de las fotos y que para ellos su testimonio les merecía credibilidad. Y añadían que esa persona, además, no había puesto reparos a que se conociese su nombre, José María Méndez Laza. Y naturalmente la cosa empieza a tomar un cariz diferente.
     Previamente, la Coordinadora había preguntado a expertos como el biólogo marino Gonzalo Mucientes (Ecoloxía azul) y Gorka Ocio, de Verballenas, sobre la identidad del bicho que aparecía en el vídeo y para confirmar que las fotos eran, en efecto, un tiburón blanco, que evidentemente que sí lo era. El vídeo, en cambio, no era muy claro; lo más lógico era pensar que podía tratarse de un tiburón peregrino (Cetorhinus maximus) como los que suelen verse por la zona. Lo que estos amigos no podían confirmar era que fotos y vídeo correspondían al mismo pez en la misma zona.
    Un poco después, Claudio Barría, biólogo marino del ICM de Barcelona y uno de los fundadores de Catsharks, además de buen amigo de este blog, pudo también mantener una charla telefónica con José María, quien amablemente le envió una copia de sus fotografías. Tras estudiarlas en detalle, Claudio y un servidor mantuvimos otra charla, con cerveza digital incluida, en la que me expuso sus impresiones, con las que no podía más que estar de acuerdo.
     Y mis dudas se terminaron. 

Hay ocasiones en que uno se siente feliz de estar equivocado. Esta es una de ellas.

Foto: José María Méndez Laza.
2. El primer registro claro de tiburón blanco en aguas de Galicia. Hasta ahora, el único registro de esta especie en Galicia se debe a Manuel Rodríguez Solórzano, Sergio Devesa Regueiro y Lidia Soutullo Garrido en su Guía dos peixes de Galicia¹, publicada en 1983, donde afirmaban haber visto seis ejemplares en la lonja de Coruña capturados con un palangre del marrajo. No hay ninguna foto ni referencia alguna a la zona donde fueron pescados, de ahí que lo califiquemos como un registro dudoso.²

Este no es el caso: hay fotos y hay autor. Las fotos de José María Méndez Laza se han convertido en el primer registro, claro e inequívoco, del magnífico tiburón blanco o Carcharodon carcharias en aguas de Galicia. 29 de septiembre de 2021. Una fecha para enmarcar. El animal nadaba tranquilo, llegó tranquilo, se dejó fotografiar y desapareció.

3. Preguntas, dudas, temores. Es imposible conocer de dónde viene y a dónde se dirige este ejemplar; si sigue aquí o si ya se ha ido. Tampoco el porqué se ha dejado fotografiar por Coruña. De momento no existen datos contrastados sobre factores ambientales, condiciones del animal, etc., por lo que no puede hablarse ni de cambio climático ni de enfermedad ni de despiste, ni farrapo de gaitas. Lo único que sabemos es que ha sido una feliz coincidencia: en el momento y lugar en que asoma el Carcharodon carcharias... hay unos paisanos que llevan móvil con cámara.

Tampoco se puede decir que Galicia es una zona de paso de tiburones blancos, como se está oyendo por ahí. No existe ningún trabajo, ninguna publicación científica, que haya dado cuenta de estas supuestas "migraciones" por delante de nuestra costa. Hasta que no haya una prueba sólida, esto no se sostiene.
     Es cierto que Galicia, como toda la fachada atlántica de la Península, figura en todos los mapas de distribución de la especie, pero estos responden a modelos teóricos, no a registros concretos. El tiburón blanco es una especie extraordinariamente rara en todo el norte atlántico del continente; los registros históricos son escasísimos: ¡siete en los últimos 200 años! [¿Hay o no hay tiburones blancos en Galicia?]. Por no hablar del hecho de que, con tantos pesqueros como tenemos faenando día y noche por aquí delante, no dispongamos ni de una sola foto, por muy borrosa que sea.
     En Inglaterra, donde se mueren de ganas de demostrar que ellos también tienen tiburones blancos, tampoco existen registros más allá de algunos testimonios (alguno ciertamente sorprendente) y una fotografía de una aleta dorsal tomada en Escocia que no es concluyente [¿Hay o no hay tiburones blancos en las islas británicas?]. O sea, Galicia 1, GB 0.

No obstante, sí hubo tiburones blancos en esta zona del Atlántico, pero hace varios millones de años [Tiburones blancos en la Europa atlántica del Plioceno], desde su misma consolidación como especie, tras haber "derrotado" al antiguo rey megalodón.
     Un dato sorprendente es que esos tiburones con toda probabilidad llegaron hasta aquí desde Australia, cruzando todo el Pacífico y el istmo de Panamá en formación, para luego entrar en el Mediterráneo, donde establecieron una colonia [El origen del tiburón blanco del Mediterráneo].

Foto: José María Méndez Laza.

Finalmente, un mensaje de tranquilidad. Hay gente que se ha puesto nerviosa con esta noticia. Los tiburones blancos no son asesinos, ni bichos malvados siempre dispuestos a triturar bañistas. Son solo peces muy grandes que suelen ir a lo suyo. Nada más. Los ataques atribuidos cada año a esta especie son escasísimos en todo el mundo (y hablamos de Australia, Sudáfrica, las costas este y oeste de Norteamérica), se cuentan con los dedos de una mano.
     El uso de drones en las playas está demostrando algo que los científicos llevan muchos años diciendo: los tiburones y los surfistas pasan muchísimo tiempo juntos en el agua sin consecuencia alguna, y la inmensa mayoría de estos encuentros pasan totalmente desapercibidos para las personas.
    
En definitiva: TRANQUILIDAD. Y pensemos que es un lujo y un orgullo haber recibido la visita de un animal tan extraordinario.

Con nuestra enhorabuena y agradecimiento al autor de las fotos.
____________________________

¹Manuel Rodríguez Solórzano, Sergio Devesa Regueiro y Lidia Soutullo Garrido (1983). Guía dos peixes de Galicia. Vigo, Ed. Galaxia. Véase también: Manuel R. Solórzano, José L. Rodríguez, José Iglesias, Francisco X. Pereira & Federico Álvarez (1988). Inventario dos peixes do litoral galego (Pisces: Cyclostomata, Chondrichthyes, Osteichthyes). Cadernos da Área de Ciencias Biolóxicas (Inventarios). Seminario de Estudos Galegos, Vol IV. Edicións do Castro, O Castro-Sada.

²Gonzalo Mucientes & Toño Maño (2018). Tiburones presentes en las aguas de Galicia: Notas sobre identificación, estatus y conservación. Investigación. Cultura, Ciencia y Tecnología, vol 10, 19 y 20.


16 comentarios:

  1. Soy seguidor de este magnífico blog desde hace años, y hoy puedo decir que mi deseo de leer esta noticia aquí se ha hecho realidad. Enhorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchímas gracias, Sito. Ha sido un deseo compartido.
      Un saludo!

      Eliminar
  2. Alguien deberia acercarse a la zona y hacer una "reconstrucción de los hechos", indagando si aparecen los elementos identificativos de las fotos, conejeturando posibles distancias etc.

    En los vídeos que circulan por internet parece más la aleta de un peregrino

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya están en ello. El testimonio fotográfico es consistente y restan cualquier duda sobre los vídeos (al menos los que he visto).

      Eliminar
  3. En el vídeo me sorprende mucho que no se vea la aleta caudal, he podido ver bastantes tiburones, tigres, martillos, grises, ballena, longimanus, duskies, galapagueños, etc etc, incluso blancos, he colaborado con biólogos americanos en su estudio y marcaje, y he tenido la suerte de bucear con muchos, incluso con blancos, con y sin jaula. Fui uno de los afortunados que se lo encontró en Bali en Septiembre de 2019. Un tiburón de ese tamaño, en superficie, y dando vueltas a un bidón flotando, lo normal es que hubiera enseñado la caudal en alguno de los movimientos. Por otro lado resulta extraño que el autor de vídeo no grabara el momento en el que el autor de las fotos salió con la barca a hacerlas (en Twitter ha dicho que estaba delante cuando salió con la barca). Ojalá se confirme pero tengo muchísimas dudas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu aportación. Lo que señalas de la caudal es una de las cosas que más me llamó la atención del vídeo. Lo primero que pensé viendo la aleta en la lejanía fue en un peregrino. Y lo cierto es que fui bastante combativo con el tema :D alertando de que si no había fotografías con más datos, era un fake, un montaje como tantos cientos; porque los casi primeros planos del tiburón blanco venían sin ningún tipo de referencias, ni visuales ni de autor. Paradójicamente, fueron estas las que me convencieron de que estaba equivocado: cuando dejaron de ser anónimas y su autor se prestó a enviarlas por correo a un biólogo. Los datos no engañan. Las fotos confirmaron las imágenes del vídeo. Luego he visto otro vídeo donde en efecto se observa una pequeña lancha acercándose al animal, que es la misma de las fotos. Las evidencias son abrumadoras. Así que me tocó rectificar, y con gusto, la verdad, porque es una noticia extraordinaria.
      He visto los vídeos unas cuantas veces ya... y el hecho de que no sobresalga el lóbulo dorsal de la cola tal vez se explica por alguna postura extraña al nadar... Quién sabe (no he tenido mucho tiempo para indagar por ahí y comparar con otras imágenes); hay un ejemplar que aparece mucho por Guadalupe, si no recuerdo mal, que tiene una deformidad en la cola (el bicho le han puesto nombre y todo)... Tal vez este de aquí podía tener algún tipo de problema similar... en fin... Pero esto es elucubrar.
      Qué experiencias más extraordinarias las que has vivido. Qué gozada.
      Un saludo!

      Eliminar
  4. Primero felicitarte por tan magnífico blog Toño, una absoluta maravilla a la que lo único que le echo en falta, es más continuidad pero ciertamente, el tema da para lo que da.
    Llevo años dedicado a la pesca, en concreto al cerco, y en todos estos años, recorriendo de Baiona a Bayonne, he visto un aumento en las costas sobre todo en la zona asturiana de tiburones azules, cosa que considero muy positiva, en cambio, la cantidad de marrajo sardinero sí que es menor en nuestra arte de pesca. Sumando a eso un incremento bastante potente de cetáceos, puede haber alguna explicación para ello que se una al avistamiento de este magnífico tiburón blanco?
    Por último, el tiburón más grande que hemos capturado en el arte ha sido un pez zorro de unos 3,20m, un ejemplar hermosísimo y que devolvimos al mar todavía con vida.
    Muchas gracias por hacer este magnífico blog😊

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu valoración. Claro que falta la continuidad deseable, pero ya sabes, no siempre uno dispone de tiempo y fuerzas. Todo va por rachas.
      Lo que cuentas es interesante. El incremento de tiburones azules es una señal esperanzadora que hay que seguir de cerca, pero lo del marrajo sardinero es terrible. A diferencia de la tintorera, su ritmo reproductivo es muy bajo y en el Atlántico ha estado sometido a una presión pesquera brutal. No sé si se recuperará. El estatus de estas poblaciones, a diferencia de las del resto del mundo, es "peligro crítico", según la UICN. No me extraña. Y se sigue pescando, por más que está terminantemente prohibido. Lo de los zorros igual (hermoso gesto el vuestro, por cierto, no todo el mundo lo hace).
      En cuanto al tiburón blanco, explicaciones no hay ninguna, ni creo que las haya sin tenerlo delante para estudiarlo. Es difícil saber de dónde viene, adónde va, si tiene algún tipo de problema... No creo que los factores ambientales hayan jugado un papel importante. Todas son hipótesis, pero ninguna que destaque. De momento.
      Un abrazo, y cualquier cosa que te encuentres por ahí, ya nos la comentas. Si tienes imágenes que quieras compartir, por supuesto las publicaré debidamente acreditadas.

      Eliminar
  5. Por suerte, en nuestro oficio, los peces grandes suelen quedar en el copo de la red, y para evitar daños mayores, solemos ayudarles a su salida a través del corcho de la red, solo cuando hay mucho pescado o el espécimen es muy grande, procedemos a su izado con un cabo para sacarlo de la red, para así evitar que el animal se haga daño y que no dañe el aparejo. Porque en nuestro oficio, no son especies susceptibles a nuestra captura, y son reguladores de especies como las sardinas por ejemplo.
    Como curiosidad, en nuestro aparejo han venido una tortuga laúd enorme (a ojo de buen cubero por encima de 300 kilos) a la altura del faro de la Mourisca (ría de Pontevedra) y un pez espada de 45,5 a la altura de la playa de Areas (también ría de Pontevedra).
    En cuanto a escualos, unos buenos amigos míos de otro oficio, capturaron un tiburón peculiar por el tamaño hace 3 años, por fuera de Ons, adjunto el vídeo a YouTube y me gustaría tu opinión acerca de la especie. Un millón de gracias.
    https://youtu.be/cmbIkTGOiv8

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las aportaciones que hacéis la gente de mar son imprescindibles. Muchas gracias de nuevo.
      El tiburón del vídeo es un marrajo sardinero (Lamna nasus).
      Saludos!

      Eliminar
    2. Cualquier otra foto o vídeo, puedes mandármelo al correo del blog: tiburonesengalicia@gmail.com.

      Eliminar
  6. Ataques contados con los dedos de la mano?.
    Segun lo que he visto 553 ataques de T.Blanco con un 19% de mortalidad,unos 100 muertos.

    https://floridapanhandle.com/shark-attack-data/#stats

    Siento mear en la hoguera de ecofelicidad pero yo preferiria que esta especie no se hiciera frecuente por aqui.Atacan a humanos por error,no estamos en su dieta,pero tiene que doler eh?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, el promedio es que cada año en todo el mundo los ataques de tiburón blanco se pueden contar con los dedos de la mano, exceptuando el 2020 en que es cierto que haría falta una mano más para contarlos. Pore otro lado, dejando a un lado tu comentario un tanto despectivo, como si aquí nos chupásemos el dedo y tú fueses el tío listo, lo primero que hay que hacer antes de "mear" en esa "hoguera de ecofelicidad" a la que te refieres con cierto tono de resabidillo, es saber buscar información. El enlace que pones remite a una página no científica que da unas cifras pero no indica de dónde salen. Abajo del todo menciona el Shark Attack File, de la Universidad de Florida, una de nuestras páginas de referencia. Pues bien, si te tomas la molestia de consultarla, verás que los ataques no provocados confirmados atribuidos al tiburón blanco desde "1580-Present" han sido 333: 290 no fatales, 52 mortales (aunque la suma da 332, no 333).
      https://www.floridamuseum.ufl.edu/shark-attacks/factors/species-implicated/
      La página que citas habla de 553 ataques de tiburón blanco desde 1962... ¿De dónde salen esos números? Ni idea, pero en cualquier caso si divides esos supuestos 553 ataques mortales y no mortales entre los 59 años que van desde 1962 hasta el 2021 la cifra que a mi me sale es de 9,37 por año. Me sobra 0.63 % de dedo.
      Para mear hay que saber agarrársela un poco mejor, y tal vez ser un poco más cauto.
      Y por cierto, aquí no prendemos hogueras, y menos de "ecofelicidad", en este blog de esas cosas no gastamos. Busca en otro lugar.

      Eliminar
    2. PS: Es cierto que mis palabras resultan bastante imprecisas, de modo que he editado ligeramente el artículo para añadir que me refería a las cifras anuales, no a las totales.

      Eliminar
  7. A ver Toño,los dedos de la mano son 5,por lo menos en mi caso.Los dedos "de las manos" son 10, 5+5=10.


    Los datos de esa pagina he tardado 15 segundos en buscarlos, me da igual 333 que 700.Yo no publico un blog sobre este tema que pretende ser riguroso y cientifico.


    El comentario que he puesto antes te escuece,no lo he intentado endulzar.A mi me escuece que pretendas lavar la cara al tiburon blanco y convertirlo en un peluche.
    Tranquilizar a la gente con ese tono de "no pasa nada niños" es mucho mas despectivo y arrogante que nada que yo haya escrito.El animal es peligroso ,no pasa nada por decirlo.

    Estoy un poco harto del rollo woke que pretende convertir la naturaleza en un remanso de bondad,paz y equilibrio.La naturaleza es maravillosa y fascinante,tambien es cruda y despiadada,pintarla de rosa no es educar.
    En Australia ahora ya no hablan de "ataques de tiburon" ,los llaman "encuentros negativos".En fin,tiempos oscuros,neolenguaje.

    Creo que el resultado neto de esta forma de divulgar el respeto al medio acabara siendo negativo,a la gente le termina por irritar y descartan todo el mensaje.
    Alla tu.

    ResponderEliminar
  8. Vamos a ver. "Contarse con los dedos de la mano" es una locución verbal que simplemente significa que algo es muy escaso (puedes comprobarlo aquí: https://dle.rae.es/dedo). Así hay que interpretarla; se puede incluso bromear un poco con ella, como he hecho en mi anterior comentario, cuando te decía que hacía falta una mano más. En todo caso, el significado no cambia: 15 o 16 ataques en todo el mundo en un año es un dato INSIGNIFICANTE, se mire como se mire. Esto no significa que el tiburón blanco sea un peluche; no lo es.
    Segundo, tu comentario a mi no me escuece en absoluto, pero si molesta tu tono, dando por sentado que somos unos tarugos que se chupan el dedo. Debatir es muy importante, confrontar ideas y puntos de vista; así es como aprendemos; puedo entender tu punto de vista e incluso puedo llegar a compartir alguno de sus elementos, pero el tonillo no. Por ahí no paso.
    En tercer lugar, si algo me preocupa de este blog, y pongo todo mi empeño en mantenerlo, es que sea riguroso y en todo momento esté basado en evidencias científicas. Rebates lo que sostengo con unos datos que no sabes si son ciertos obtenidos de una página que dices que has tardado "15 segundos" en encontrar, que tampoco sabes si es fiable o no porque no menciona sus fuentes; y por encima, resulta que las fuentes que teóricamente dice que ha consultado no respaldan lo que sostiene. No, no es lo mismo 333 que 553 ni 700. Pues en este blog, cuyo rigor parece que pones en duda, cada una de las afirmaciones que contiene están sostenidas por bibliografía científica. Podemos debatir todo lo que quieras, desde el respeto.
    Los tiburones no son muñequitos de peluche, nunca me habrás leído una afirmación semejante ni ninguna que se le parezca. Cualquier tiburón que pase de los dos metros constituye un peligro en potencia si uno no sabe como actuar. Tanto más el tiburón blanco, que es un superdepredador, al que le sobra mala fama y mala prensa, totalmente injustas A LA LUZ DE LA EVIDENCIA CIENTÍFICA, y que sigue rodeado de un aura maléfica que juega siempre en su contra, pues parece que si desaparece del mar, mucha gente sentirá un alivio. De ahí el tema del lenguaje: los tiburones no son bichos malignos que quieren "ATACARNOS", hacernos daño porque si (ese es el sentido del verbo "atacar", de ahí que se intente matizar el tema utilizando esas expresiones que tanto pareces detestar, pero que sin embargo son más ajustadas a la realidad: son infinitamente más abundantes los "encuentros positivos" o "neutros" que los "encuentros negativos"). Y este es el sentido de mis comentarios.
    Solo se irrita la gente que es incapaz de ver que puede estar equivocada en sus apreciaciones; aquellas personas que saben admitir que la evidencia científica desmonta alguna de sus percepciones no sentirán la menor irritación.
    Lo mismo te digo: allá tú.

    ResponderEliminar